El oro de rennes - Coleccion Otros mundos
El oro de rennes

Cuál era el secreto del abad Berenger Saunière quien entre 1891 y 1917, se gastó más de mil quinientos millones de francos viejos?. De qué tesoro provenían sus fabulosos recursos?. Edición ilustrada.

El oro de rennes

Gerard de Sede

El oro de rennesEl libro El oro de rennes fue escrito por el autor frances Gerard de Sede en el año de 1967 con el titulo original "L'OR DE RENNES ou LA VIE INSOLITE DE BÉRENGER SAUNIÈRE, curé de Rennes-le-château" (© René Julliard, 1967) que se publico en la coleccion otros mundos con una traduccion por GUILLERMO LLEDÓ.
Cuál era el secreto del abad Berenger Saunière quien entre 1891 y 1917, se gastó más de mil quinientos millones de francos viejos?. De qué tesoro provenían sus fabulosos recursos?. Edición ilustrada.

El Diablo en la pila de agua bendita

El viajero que desde Carcasona sube por el valle del río Aude, pronto deja la tierra fértil por un reducto barrancoso y agreste que la Naturaleza y la Historia se han empeñado en atormentar: el Razés. Allí, un cielo azul y una tierra de almagre, violentamente enfrentados, parecen proseguir ante nuestros ojos la insoluble porfía de Heráclito y Zenón, la del turbulento caos y el orden móvil. Las encinas, retamas y jaras, el espliego y el tomillo se agarran con desesperada energía a las peñas de color leonado, desgarradas como por los dientes de un gigante y agujereadas por innumerables cavernas. De vez en cuando surgen las ruinas de un castillo, incorruptible testigo de épocas que se encierran en su terco mutismo. En Limoux no dejen ustedes de probar la espumosa blanquette; más lejos sería ya tarde, pues el Razés es más rico en agua que en vino. Tierra de manantiales, pero también de metales de todas clases, sus aguas, fuertemente mineralizadas, son de un

Complete los siguientes campos o Inicie sesion / Registrese.

Recibira un correo para confirmar.
INICIAR SESION

Inicia sesion para acceder a tu perfil !

ó

RECUPERAR CONTRASEÑA

Escribe el correo registrado para recuperar contraseña

  • Ningun comentario